¿Por qué no liderar (nosotros) la reducción de plásticos?

¿Por qué no liderar (nosotros) la reducción de plásticos?

Mejor aún, cambio la pregunta por una petición: lideremos nosotros la lucha por la reducción de plásticos en nuestros eventos. No esperemos que el cliente venga con una petición concreta, que quiera organizar un un evento sostenible, o que tenga que cumplir con su política de responsabilidad social corporativa.

¿Formas parte de un convention bureau? Aplica políticas de reducción de plásticos en tus fam. trips, presentaciones o cualquier evento promocional que organices. Y cuéntalo a los participantes. ¿Trabajas con empresas asociadas? ¿por qué no liderar este movimiento sostenible en tu ámbito local? ¿qué tal trabajar conjuntamente con todo el sector para que la reducción de plásticos en los eventos sea una seña de identidad del destino que representas?

¿Eres un meeting planner? Informa de tu política de “plástico 0“, o de “plástico 10%” a tu cadena de proveedores. Pídeles un esfuerzo y alternativas creativas para evitar los botellines de agua, las fundas de acreditaciones, y todo el material de un solo uso no biodegradable. Piensa más allá de la logística, y asume hasta dónde debe llevar tu papel como organizador de eventos.

¿Eres un proveedor de servicios? Por qué no destacar del resto de tus competidores aplicando políticas de reducción de plásticos en los productos y servicios que utilizas. De nuevo, cuéntalo. Da igual si eres un hotel, venue, centro de congresos, empresa de audiovisuales, catering o empresa de transportes. Siempre hay espacio para minimizar el uso de plásticos. Pregunta a tus propios empleados, seguro que surgen ideas provechosas.

Todos los actores del turismo de reuniones tenemos una responsabilidad con nuestro entorno. También con el entorno global al que llamamos planeta Tierra. Pertenecemos además a un sector que es buque insignia de la innovación, de la excelencia y de la profesionalidad. ¿Por qué no lidear nosotros mismos, al frente de cada uno de nuestros trabajos, esta desigual batalla contra el plástico?

Postdata: este fin de semana he paseado por una idílica playa desierta, en un entorno no menos paradisíaco. La fina arena blanca estaba salpicada de miles de pequeños trozos plásticos multicolores. Me explicaron que esta alfombra de confetti plástico no lo provocaban los usuarios de la playa (como decía, era un lugar sin apenas bañistas) sino las corrientes oceánicas que depositaban -en aquel punto en concreto- estas conchas artificiales venidas desde los más variados orígenes. Me llevé de allí una pequeña bolsa que tenía a mano (plástica, qué ironía) con los trozos más grandes que encontré; sobre todo, tapas de refrescos. Una acción prácticamente inútil, pero no podía irme sin un pequeño gesto. Estas líneas que acabo de escribir son mi pequeño segundo gesto. Se lo debía a aquel atardecer y a aquella preciosa playa de arena blanca.

Estoy seguro de que conoces por qué debemos reducir los plásticos, pero si quieres saber más, te invito a que accedas a vivir sin plástico, que lo explican mucho mejor que yo.

Deja un comentario

Cerrar menú