El Manifiesto de Bangkok

El Manifiesto de Bangkok

SITE lanza un manifiesto sobre los viajes de incentivo

Los miembros de la asociación SITE (Society for Incentive Travel Excellence) han firmado recientemente el Manifiesto de Bangkok, decálogo sobre los viajes de incentivos, que esperan sirva de referencia para este sector del Turismo MICE. El documento recoge los objetivos y el valor que tienen los viajes de incentivo en la industria turística y de negocios.

Cuando leemos el Manifiesto de Bangkok no vemos unas reglas de obligado cumplimiento, o un “manual de uso” para los agentes agentes implicados en los viajes de incentivo, sino más bien vemos la intención de los firmantes de dignificar este sector, exponer la relevancia que tienen los viajes de incentivo, y servir de inspiración a las organizaciones empresariales y quienes trabajan en la industria MICE.

El decálogo del Manifiesto de Bangkok va dirigido a los profesionales de los viajes de incentivos, pero también al mundo empresarial y a los destinos turísticos.  

“Los viajes de incentivo son una herramienta extraordinariamente efectiva para mejorar el rendimiento de los negocios y los viajes como un agente transformador en las comunidades y en la sociedad en general»

Didier Scaillet

Estos son los diez puntos recogidos en el Manifiesto de Bangkok:  

  1. Todas las partes interesadas en la comunidad de viajes de incentivo deben asumir la responsabilidad social como parte fundamental de su filosofía empresarial y reconocer que nuestras prácticas y políticas empresariales definirán la forma en que se ejerce dicha responsabilidad.
  2. Las relaciones y el trabajo en equipo construyen resultados de negocio, no un esfuerzo individual aislado. Y nada crea y fortalece las relaciones de manera más efectiva que compartir experiencias de viajes de incentivo.
  3. Los viajes de incentivo contribuyen significativamente al crecimiento económico, a las asociaciones dentro de las organizaciones y entre ellas, y al pensamiento innovador tanto de los participantes como de las organizaciones que crean los programas.
  4. Los intereses, aspiraciones y perspectivas de los participantes en el programa de incentivos deberían ocupar un lugar central en el pensamiento estratégico y la labor de promoción de nuestra industria.
  5. La definición de lujo ha cambiado. La era de los logotipos y las marcas está terminando.  El lujo en el futuro se definirá por experiencias auténticas, únicas y personales.
  6. Los viajes de incentivo ayudan a crear culturas corporativas que se alimentan de la motivación y se centran en el éxito futuro.
  7. Nuestra industria debe alentar a más ciudades de segundo y tercer nivel y destinos no urbanos a adoptar los viajes de incentivo como parte de su combinación de negocios, destacando que el éxito en nuestro negocio no depende de una infraestructura o inversión masiva.
  8. La inclusión debería convertirse en un concepto crítico para nuestra industria: creemos que los viajes de incentivo cambian el comportamiento y aumentan la motivación en todos los niveles de una organización.
  9. Los viajes de incentivo impulsan la excelencia y la innovación del capital humano dentro de los destinos, con profundos beneficios para otros segmentos de negocio objetivo.
  10. Los destinos emergentes que incluyen los viajes de incentivo en sus planes estratégicos experimentarán un crecimiento económico y un desarrollo del capital humano más rápidos que de otro modo.

Deja un comentario

Cerrar menú